dustin-b“Aunque al principio fue difícil, el esfuerzo valió la pena. Mi hijo empezó a reconocer algunos sonidos, como el de la ambulancia. Ahora cuando vamos por la calle y escucha me dice: “mamá, buasha”. Sonido que escucha, sonido que lo repite. Me siento muy contenta con el progreso que Dustin ha tenido.”